Nuestro blog

A PROPÓSITO DEL CORONAVIRUS. PARTE IV. ¿QUÉ PODEMOS HACER?

Hasta ahora hemos analizado cómo la politización de la Salud Pública ha sido contraproducente porqué nos quita del foco de cómo generar inteligencia colectiva para salir de esta crisis.

Todos los partidos políticos han fallado enormemente en las distintas comunidades autónomas, ayuntamientos y también en el gobierno central.

Los medios de comunicación han fallado infoxicando a su público.

Los tertulianos fallan siempre, no esperábamos nada de ellos.

Las instituciones académicas tampoco han sido rápidas reaccionando.

La sociedd civil ha emergido para resolver problemas en muchos lugares, aunque también vemos que ha habido no pocos casos de energúmenos.

Las fuerzas de seguridad han contribuido a llevar la crispación con abundantes ejemplos de exceso y arbitrariedad.

Los sanitarios han hecho lo que han podido con escasos medios de protección y contra lo que pudiera parecer, a menudo no han hecho caso de la ciencia y han prescrito muchos más fármacos de los que hubiera sido aconsajable en los pacientes con covid 19. Todavía la Agencia Española del Medicamento y PS reconoce que ningún fármaco ha demostrado eficacia en la curación o prevención del covid 19 y que deben usarse sólo dentro de protocolos de investigación.

¿Y les facilitadores?

Pues sinceramente, también hemos fallado tratando de generar procesos de inteligencia colectiva que nos llevaran a más cuidado personal y mejores resultados ante esta pendemia múltiple: infecciosa, emocional, económica...

Con todo, no está todo perdido.

La Facilitación de procesos con Teoría U ofrece unas herramientas para afrontar la situación de manera colectiva y transformadora.

Dentro del "Programa de Facilitación y Liderazgo consciente 2020" hemos previsto acompañar una serie de procesos conducentes a que nuestro entorno local pueda auto-percibirse a sí mismo e ir encontrado formas de auto-regularse ante los desafíos actuales. 

El viernes 17 de abril, de 18:00 a 19:30 haremos un encuentro virtual que hemos venido a llamar "Conversaciones transformadoras para salir de la pandemia" en el que pretendemos explorar cómo nos gustaría salir de la crisis contemplando los múltiples factores que nos han conducido hasta ella.

Este encuentro se inspira en una de las propuestas más solventes y esperanzadoras para el cambio social: GAIA del Presencing Instutute.

https://www.presencing.org/gaia

 

 

Leer más ...

A PROPÓSITO DEL CORONAVIRUS. PARTE III. OTRAS MIRADAS

Otras miradas a la crisis del coronavirus. Borrador.

 

Alberto Pardos. Médico. 

Director de Facilita®  Consultoría y del Programa de Facilitación y Liderazgo consciente 2020.

Dibujo de portada Pascal Pineau.

 

Hace poco más de cien años el planeta estaba enfrascado en el terrible contexto de la Primera Guerra Mundial. El 4 de marzo de 1918 en Fort Rilley (Kansas, EE.UU.) se definió el primer caso de una epidemia de gripe debastadora que llegaría a producir más de 40 millones de muertos. Esta epidemia afectó a muchos países en conflicto que censuraban datos para no desmoralizar a sus tropas y ganar la guerra de la "imagen". España fue un país neutral en la Guerra, y sí aportó cifras de la alta mortalidad de la pandemia. La prensa estadounidense, bautizó la epidemia como "Gripe Española" favoreciendo su prestigio nacional en contra de su adversario de la epoca. Esto se suma a la leyenda negra promovida por el Imperio Británico en el que se culpaba a España de haber sido muy malvados en la colonización de América mientras que ellos (que diezmaron a la población de indios y bisontes en el Norte y llevaron millones de esclavos desde África), se presentaban como los libertadores, como los buenos de la película.

 

España fue el primer imperio moderno en aparecer y se extendió por Europa, América, África y Asia. También fue el primer imperio en desaparecer. En 1898, los Estados Unidos hundieron una viejo barco americano atracado en la Habana, el Maine, y culparon de ello a España. Con esta excusa (conocida con posterioridad al desclasificar documentos) iniciaron una guerra contra España con la que se apoderaron de Cuba. Un "atentado de bandera falsa" como este, consiste en culpar al enemigo de algo que uno mismo ha hecho, con el motivo que sea, por ejemplo provocar una guerra. Esta práctica ha sido relativamente común a lo largo de la historia.

 

La guerra por la imagen y el prestigio internacional también se están jugando ahora al menos entre China y USA. Aunque todos los países falsean sus cifras de muertos y afectados por el coronavirus, parece que los datos que ofreció China no resultan ahora muy creíbles a la vista de cómo ha evolucionado la epidemia en otros países. Tratarán de disimularlo diciendo que el virus ha mutado. Hay fuentes que revelan que cada día se incineraban en Wuhan cientos de cadáveres, con lo que la mortalidad muy probablemente habrá sido muy superior a las 3.000 muertes que reconoce el gobierno de China. Como hay otra guerra por la veracidad de la información, y las noticias falsas están mezcladas con las verdaderas, no será fácil conocer los datos reales en el corto plazo.

 

Al poco de producirse la epidemia, un dirigente chino culpó a los Estados Unidos de haber llevado un virus en el contexto de unas maniobras militares celebradas unos pocos días antes en Wuhan. Esto de las maniobras militaresi, es un clásico que aparece siempre en el mundo de las conspiraciones y llama la atención que sea expresado por un alto cargo militar chino. Por su parte y en plena guerra por la imagen, Trump llamó al coronavirus "virus chino" con la idea de desacreditar a su adversario económico con el que estaba en plena guerra comercial con aranceles y otras medidas de presión de todo tipo. Cómo todavía no se sabe, ni creo que se sepa pronto, si este virus es de laboratorio, por si acaso, se culpan unos a otros.

 

Mientras toda la humanidad tiene el foco en como defenderse del bichito, las superpotencias y los grupos que ambicionan el poder, continúan con su agenda.

El apagón informativo es un buen escenario para avanzar en estartegias que estarían mal vistas por la opinión pública si hubiera un seguimiento grande en las noticias.

¿Qué ha pasado en el mundo a nivel geoestratégico durante los dos últimos meses?

Israel continúa su guerra con Palestina, Arabia Saudí con Yemen, Siria sigue siendo un lugar de conflicto entre bloques, las maniobras militares de la OTAN en Europa siguen en marcha...

También es posible que los gobiernos no necesariamente están al tanto de lo que hacen los grupos secretos o laboratorios. El "Estado profundo" podría estar detrás de eventos que pillan por sorpresa a los propios mandatarios de los países donde suceden.

 

Los conspiranoicos dirán que los poderes ocultos han lanzado el virus para tenernos distraidos y hacer negocio, algo que han señalado siguiendo la "pista del dinero" en algunas crisis recientes. Por ejemplo, unos días antes del 11S se produjeron algunos movimientos bursátiles infrecuentes que unos pocos días después ofrecieron enormes beneficios a sus inversores. De momento, parece que el gran beneficiario de la crisis es China, por qué a pesar del gran número de fallecidos en Wuhan, el resto del país ha seguido produciendo con cierta normalidad en un período en el que el resto del mundo tiene que pararse por el confinamiento. Además han conseguido controlar de manera más eficiente todavía a su población que es algo necesario para su régimen político. También hay vídeos que dicen que China compró acciones de empresas occidentales en el momento del bajón, pero no he podido confirmar este dato. Tampoco cambiaría demasiado mis consclusiones sobre este análisis. Sigue formando parte de lo esperado independientemente de que haya un agente único que cause el "río revuelto", los pescadores tratarán de aprovechar la crisis.

 

En el otro lado del tablero geoestratégicos estarían algunos grupos de poder "discretos" como el Club Bildelberg, Skull&Bones, la Orden de Malta, los iluminati... incluso personas individuales como Bill Gates o George Soros que están muy activos en la geopolítica a través de sus fundaciones. El Club Bildelberg jugó un papel significativo después de la segunda guerra mundial para lograr la agenda de las elites, pero hoy en día, esos grupos de poder también estan fragmentados y también compiten entre ellos. Incluso aunque alguno de los numerosos grupos "discretos" intentara concertar una acción compleja, les resultaría prácticamente imposible organizar una guerra biológica con virus cuyo comportamiento es completamente impredecible (por eso también hay quién dice que es un arma biológica que accidentalmente está fuera de control). Por supuesto que estos grupos tienen sus agendas y muchas se cumplen con más fuerza de lo que consiguen los thnik tank progresistas, pero gran parte de su éxito se debe a la dificultad de que los mecanismos de redistribución de poder o de economía funcionen en un mundo complejo. La codicia de los inversores de bolsa, junto al ansia de poder de dirigentes políticos, la corrupción de algunos sectores,... genera un campo de cultivo para que lo que ocurre beneficie a los privilegiados a costa de perjudicar a los más vulnerables en un contexto social tóxico. Ya lo anticipaban en los evangelios: "al que tiene, se le dará más, pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará" (Marcos 4:25).

 

Desde la Facilitación, vemos que esas dinámicas disfuncionales que se dan en los sitemas grandes, son dinámicas típicas que ocurren también en otros niveles.

Las clases dominantes compiten entre ellas por el poder y el liderazgo, pero cuándo se trata de contener a las clases medias y bajas, hacen piña y tratan de mantener sus privilegios a cualquier precio. No es una cuestión de coordinación efectiva entre ellas, es simplemente una forma muy parecida de ver la realidad. Las élites de los distintos países tienen más en común con otras élites de otros países que con sus propios compatriotas, especialmente cuando se trata de defender sus privilegios. Pero no tendrán problemas en apelar al patriotismo para tratar de vender sus argumentos a la población que sale perjudicada.

Si observamos el comportamiento de las mafias o de grupos pequeños, también se generan dinámicas semejantes de competición por el poder y los privilegios. Ni siquiera los grupos de "activistas sociales" consiguen organizarse fácilmente aunque tengan valores más solidarios. El 15M fue inicialmenteun momento de "insigth colectivo ", un momento de lucidez en la historia de nuestro país en el que se produjo una comunicación más profunda saliendo de los esquemas habituales. Pero fue algo espontáneo, no se llegó allí conscientemente, por lo que pronto se deshizo cuando surgieron las dinámicas de confrontación que no se sabían resolver. Esta situación plantea una nueva oportunidad para que la sociedad civil abra los ojos, los corazones y las manos para co-crear un nuevo escenario post-covid 19, si no lo hace, los poderes que nos han llevado a este desastre, nos hundirán todavía más en la indiferencia.

 

Para buscar soluciones efectivas, no se trata de denunciar a estos grupos ocultos por qué surgirían otros que repetirían el patrón disfuncional, sino a poner claridad, valores humanos, reestablecer relaciones,... en nuestro ámbito cercano. Es bien dificil resolver fuera, algo que no está resuelto dentro.

Lo primero es salir de la dinámica perseguidor, víctima, rescatador y buscar espacios neutrales para el diálogo. Es lo que toca en estos tiempos.

Entiendo que esta descripción de lo mal que funcionan las "altas esfereas" de la humanidad puede resultar innecesaria o deprimente. Parece que la geopolítica no tiene relación con la magnitud de la pandemia.

Pero hay que dar el rodeo si queremos comprender que los datos que vinieron de China y que tomamos como verdades, no eran verdades cientìficas, sino informaciones políticas, en el marco de una tensión geoestratégica que nuestros epidemiólogos no supieron interpretar.

Asimismo, conviene conocer estas inter-relaciones si no queremos centrarnos en "arreglar la apariencia" mientras el poder avanza en su blindaje frente a las necesidades de la población y de la naturaleza. La sociedad civil tiene que aumentar su nivel de comprensión de estos fenómenos para avanzar hacia formas colaborativas de hacer frente a la pandemia en un primer momento y repensar el futuro postcovid. Si no lo hace, quienes nos han llevado al desastre nos dejarán su "marco de entendimiento de la realidad" como regalo envenenado para que "todo cambie" y a la vez, lo importante, "siga igual".

 

Este artículo continuará con propuestas de acción que nos permitan reconducir la situación actual hacia un escenario más sano y humanizado.

 

 

iPuedes buscar en Internet un vídeo sobre coincidencias de los atentados del 11S, 11M y 7J. Las maniobras militares previas, es una de las coincidencias.

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS

Log In or Sign Up

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?