Advertencia
  • JUser: :_load: No se ha podido cargar al usuario con 'ID': 802

Innovación y nuevos modelos económicos (y 2)

subir

¿CÓMO PODEMOS APROXIMARNOS A LA INNOVACIÓN SOCIOECONÓMICA? 

Vivimos en un contexto socioeconómico con varios niveles de complejidad, por un lado, existe una complejidad dinámica, es decir,  hay una distancia entre nuestras acciones y sus efectos en el tiempo y en el espacio. También hay una complejidad social en cuanto a la diversidad de actores sociales e intereses que participan en los procesos sociales lo que dificulta la toma de decisiones inclusiva y finalmente una complejidad emergente entre aquellas prácticas del pasado y las realidades que están intentando emerger. La Teoría U representa un marco conceptual sólidamente fundamentado y con cada vez más experiencias prácticas en muy diversos terrenos que funciona en entornos con estos tres tipos de complejidades, por lo que nos puede servir para hacer más comprensible  nuestra exposición.

Decía Albert Einstein que “un problema no puede ser resuelto desde el mismo nivel de conciencia que lo ha generado”. En la Teoría U, una de las preguntas que ha permitido tirar del hilo para fundamentar la propia teoría es justamente que normalmente no   sabemos desde dónde actuamos: es un punto ciego. Esto se corrobora por que las mismas herramientas de mejora empresarial que a unas personas o en algunos momentos son utilizadas con acierto, en otros momentos parece que son ineficaces. La efectividad de las herramientas depende del lugar interior desde el que operamos.

Una buena parte de nuestras acciones económicas se realizan de manera automática, incluso compulsiva, sin una reflexión o conciencia clara de las implicaciones socioeconómicas que tienen. No es de extrañar que colectivamente estemos generando resultados que nadie desea.

La Teoría U reconoce cuatro espacios interiores desde dónde podemos actuar.

  • El nivel del ego (descarga) en el que cada persona actúa para su propio interés y en el que la comunicación se reduce a una sucesión de monólogos sin interés en que el punto de vista del otro enriquezca el propio.
  • El segundo nivel, Mente Abierta, nos interesamos en comprender aquellos puntos de vista que aportan los demás y que pueden ampliar nuestra visión previa: cuestionamos nuestras propias creencias.
  • El tercer nivel, Corazón Abierto, nos permite no sólo interesarnos por lo que piensan los demás, sino también por cómo se sienten, es decir, entramos en un modo de comunicación y escucha empática.
  • El cuarto nivel, la “Voluntad Abierta” & “presencing”, nos permite conectar desde el aquí y el ahora con lo que está emergiendo y con nuestras fuentes más profundas de presencia y creatividad. La comunicación desde este estado se transforma en un diálogo generativo que permite crear soluciones que no existían antes de la conversación.

A lo largo de la historia del desarrollo económico, el estado de evolución de la conciencia humana se ha correspondido mayormente con un modelo económico dominante.

  1. El modelo del ego, representa a la sociedad medieval en el que el “señor feudal” es el que determina el interés general sin ningún interés por los puntos de vista particulares de sus súbditos o vasallos.
  2. Sobre este modelo más o menos autoritario, se abre la economía de mercado, en el que cada persona defiende sus opiniones-necesidades particulares y el mercado tiene en cuenta las opiniones de sus clientes, pero no hay una percepción ni interés por el bien común.
  3. Tras el modelo de mercado, aparecen subgrupos en los que los participantes cooperan entre ellos para beneficiarse frente a otros grupos: nace la economía cooperativa.
  4. Finalmente, sobre el modelo de cooperación para grupos de interés o acción locales, se genera un modelo económico creativo que tenga en cuenta la totalidad de actores sociales y ambientales y no solamente a nuestra subgrupo económico.

Diferentes modelos de innovación económica, como la Economía del Bien Común, la Economía Asociativa, la Economía Social y Solidaria, la Economía Circular, la Economía Colaborativa y otras, tratan de emerger más cercanos a los niveles tres y cuatro.

El caso, es que la mayor parte del tiempo, estamos en los niveles de conciencia 1 y 2, por lo que estos nuevos modelos socioeconómicos serán tanto más efectivos cuanto más podamos sostener nuestra presencia y creatividad en las interacciones socioeconómicas.

De aquí surge una de las claves principales de la transformación social sostenible: cada persona puede cultivar y profundizar el nivel desde el cuál opera cotidianamente. A la vez, puede conectar con la fuente profunda de motivación, energía y significado: su vocación. Igualmente a nivel colectivo, cada organización puede ampliar el nivel desde el cuál opera y puede conectar y alinearse con su verdadera Misión, superando así los típicos enfrentamientos entre puntos de vista diferentes que suelen enredar buena parte del tiempo.

Aquí entroncamos dos corrientes diferentes de cambio social: la que viene del activismo político-social que persigue crear una sociedad más igualitaria o cooperativa y la del desarrollo personal-espiritual que busca que los seres humanos y la sociedad puedan dar salida al potencial creativo individual y grupal.

Los distintos grupos humanos que participan en las nuevas economías están conformados por personas diversas que en alguna proporción sostienen esas inquietudes cooperativas y creadoras.

subir

Nuevos puntos de vista

Otras de las claves que aporta la Teoría U como marco para la innovación y transformación social es el trabajo con la Mente Abierta. Un problema común en las organizaciones y movimientos sociales son los prejuicios y aquellos supuestos previos o creencias que nos pasan desapercibidas. Más aún, si observamos desde fuera la mayor parte de los problemas sociales y económicos actuales, vemos que detrás de su génesis hay una manera de pensar fuertemente analítica, reduccionista y compartimentadora que se enfoca en el hecho individual, perdiendo la perspectiva del contexto en el que surge ese hecho o fenómeno. Los modelos económicos alternativos descubren algunas de las inconsistencias del modelo dominante actual y generan propuestas más o menos globales para compensarlas. 

Los modelos de la Economía Social y Solidaria (ESS), de la Economía del Bien Común (EBC) y el de la Economía Asociativa (EA) representan perspectivas globales, más o menos complementarias y que buscan cambiar la raíz del modelo dominante actual. La Economía Circular, la economía Colaborativa, la moneda social y otros representan puntos de vista complementarios para el sistema económico que está emergiendo.

Los nuevos modelos recogen diferentes percepciones (observaciones) respecto del modelo dominante neoclásico, pero sobretodo, amplifican los puntos de vista que tienen en cuenta y los integran de una forma global. El fundamento de este proceso cognitivo es también la base del proceso U: observar-observar-observar, retiro y reflexión, intuición-acción. Podemos utilizar conscientemente este método de conocimiento para comprender los aspectos concretos de cada circunstancia, de manera que no aplicamos dogmáticamente una buena herramienta para todos los casos, sino que siempre podamos generar una solución ad hoc si se da el caso de que se adapta mejor que la solución genérica.

subir

Nuevos Valores. Nuevos actores

La Economía del Bien Común, la Economía Asociativa, la Economía Social y otras enfatizan los valores de sostenibilidad social por encima del lucro y el egoísmo personal dominante en la economía neoclásica. La EBC y la ESS proponen modelos de Balance del Bien Común o de Balance Social en el que los nuevos valores puedan objetivarse y promoverse. La Economía Social prospera mayormente en un entorno socioeconómico alternativo que establece sus propios valores y criterios con un fuerte sentido de identidad  en oposición al modelo dominante. La Economía del Bien Común puede contribuir a que nuevos actores, no alienados necesariamente con la Economía Social, puedan poner en valor sus propias prácticas y comenzar el camino de transformación junto a otros actores en proceso de adaptación a los valores emergentes. En este sentido, es una concepción más abarcante, pues no sólo pone en valor a las iniciativas de Economía Social, que puntúan muy alto en el Balance del Bien Común, sino que se dirige a cualquier persona sin presupuestos políticos previos, que desee abrirse al cambio de una manera más o menos completa. De esta manera, se llega a más población, a la corriente mainstream que es la que tiene la capacidad de apoyar a esas empresas pioneras de EA, EBC y ESS para bascular en los equilibrios de poder y generar un cambio de modelo económico...

Para generar ese cambio en la práctica, se tienen que vencer fuertes resistencias, lo que exige no sólo fórmulas económicas innovadoras, también la conexión continuada con las propias fuentes personales de valores, significado en innovación.

La innovación social puede beneficiarse de las personas que ejercitan su presencia y creatividad, que exploran con mente abierta y empatía los problemas de su entorno y que se implican participando a diversos niveles.

Las organizaciones que generen espacios y procesos orientados hacia la comunicación, la integración y la diversidad pueden resolver mejor sus necesidades en nuestra impredecible sociedad actual que las organizaciones piramidales clásicas.

Modificado por última vez enDomingo, 11 Septiembre 2016 11:31

Inicia sesión para enviar comentarios

Log In or Sign Up

¿Recordar contraseña? / ¿Recordar usuario?